Acción de Merino en Villaodrigo

Tenemos noticias de oficio del Empecinado. El 11 del corriente salió de Calatayud para Daroca, á donde se dice que habian llegado algunas tropas francesas. Los prisioneros de Calatayud llegaron á Sigüenza el 14 de este mes.

El coronel D Gerónimo Merino comandante de las tropas de Burgos atacó al enemigo en Villaodrigo el 28 de septiembre le mató 9 hombres é hizo prisioneros á 173 soldados y 2 oficiales [G. de la R.]

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Villalmanzo y septiembre 26 de 1811

“Al anochecer de ayer 25, salí de Santa Maria del Campo con ánimo de atacar á los enemigos de la guarnición de Lerma; y colocada oportunamente mi tropa, hice que al amanecer de hoy se presentasen al frente del pueblo 8 húsares mios á llamarles la atención. Al punto salieron de Lerma 16 dragones y 50 infantes á perseguirlos, pero ocultándose y sin resolverse á atacar de firme. Viendo su cobardía las colunas de caballería é infantería que los aguardaban, rompieron á todo escape hacia el enemigo, y á pesar de ser bastante la distancia, apenas hubo intermedio entre marchar y revolverse con los enemigos: los quales después de algún fuego procuraron salvarse del modo posible, vadeando unos el rio, y ocultándose otros entre las espesuras del soto, que confina con el pueblo, donde fueron víctimas de su cobardía. Nuestros cazadores persiguieron al enemigo hasta sus miámas estacadas, y viendo que nada podia adelantarse por la ventajosa situación del pueblo, y que los franceses no querían salir al campo á batirse, he vuelto á este punto para que descansen los soldados”

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Acción de Merino en Palenzuela

En la madrugada del 24 del corriente me situé en Palenzuela, y al medio día supe que salían de Quintana de la Puente como 80 enemigos de infantería con dirección á Villódrigo. Con esta noticia alarmé mi tropa, y mandé que la primera y segunda compañía de caballería marchasen á atacarlos, en el ínterin que el primer batallón de Arlanza con el res o de caballería, se dirigía por la derecha á vadear el rio Arlanzon, y acometer igualmente á un refuerzo que se me aseguró salía de Villodrigo. Nada mas fue necesario para destruir al enemigo: las dos primeras compañías, arrojándose con sable en mano intrépidamente sobre las bayonetas enemigas, y menospreciando su vivo fuego, rompieron el quadro que tenían formado y quedaron en un momento 9 muertos y 68 prisioneros con un oficial y 2 caballos; no habiendo sufrido por nuestra parte mas pérdida que un soldado levemente herido y un caballo. Ya volvía toda la tropa á su anterior posición, después de haberme cerciorado de la falsedad del refuerzo, guando nuevamente se me avisó que salía de Villodrigo una porción de infanteria enemiga; y creyendo vendría a socorrer á sus compañeros, dispuse inmediatamente que se continuase el fuego al ayre, para aparentar que la primera escolta se defendía, y de este modo atraer á la segunda, mientras que vadeaba el rio la caballería restante con el primer batallón de Arlanza, que se arrojó al agua, sin reparar en la profundidad ni la corriente. El enemigo aceleraba su paso quando avistó una coluna de nuestra caballería, que con la mayor precipitación marchaba á cortarle la retirada. Entónces penetró el ardid; pero no tuvo ya otro arbitrio que acogerse á una venta nominada del Pozo, en donde se encerró, y defendió hasta que nuestros soldados asaltaron la venta y le pusieron fuego, lo que dio motivo a la entrega y rendición dé otro oficial y 55 soldados, habiendo quedado muertos 2 de estos. Nuestra pérdida en esta segunda acción fue únicamente de un soldado herido gravemente.– No quise despreciar la ocasión qué se me presentaba de atacar el resto de la guarnición de Villodrigo, pues era tal el ardor de mi tropa, que le parecía poco apoderarse de todas las guarniciones de la calzada, y asi mandé que dos compañías de caballería con un trozo de infantería, se dirigiesen por la izquierda del pueblo para atacar á lo enemigos por su retaguardia, entre tanto que la tropa restante desalojaba á los que se habían fortificado en las trincheras de nuestro frente: lo qual se logró sin la menor detención, obligándolos á encerrarse en una casa fuerte, de la que no pudo desalojárseles, á pesar dé las vivas diligencias que se hicieron para prenderle fuego; y ordené que toda la tropa se restituyese al pueblo de Palenzuela.

En esta última refriega hemos perdido 2 soldados muertos y 2 heridos, habiendo salido herido el comandante de Villdrigo con 3 soldados, y quedado otro francés muerto. Se distinguió en particular D. Julián Pablos, segundo comandante de las compañias de caballería.”

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

A orillas del Duero

El coronel D. Gerónimo Merino se hallaba en Campillo el 4 del corriente quando tuvo aviso de que en las inmediaciones habiá venido á las manos con la guarnición francesa de Aranda una partida suya de 26 caballos. Acudió al momento con otros 14, después de haber dado orden para que viniesen mas tropas; y con efecto encontró peleando á los suyos en la vega de Fresnillo, donde reunidos los 40 caballos, obligaron á los enemigos á retroceder y encerrarse acobardados en Aranda. Fue su fortuna que no llegasen antes á Merino los refuerzos; en cuyo caso, ninguno hubiera escapado de muerto ó prisionero. Los nuestros les mataron 3 caballos: otros 3 entraron en la villa sin ginete, y se sabe que en el hospital tienen 3 heridos, entre ellos un oficial.– Al dia siguiente una compañía de la división de Merino se acercó á provocar al enemigo; pero aunque llegó hasta la tapia del convento que tienen fortificado y á la misma estacada, sufriendo algún fuego de los de adentro, estos no se atrevieron á salir, y la compañía se retiró, sin mas pérdida que un caballo herido. [G. de la R.]

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Extracto de un parte de D. Gerónimo Merino a la junta superior de Burgos

Antes de ayer supe que había entrado en Covarrubias una columna enemiga. Me acerqué a tomar lengua con solo 3 soldados, e informado de que eran 200 a 300 infantes, y 80 a 100 caballos no dudé un instante en atacarlos. Envié por mis tropas que estaban 3 leguas, y llegaron a medianoche al monte de Ura, odnde descansaron. Al amanecer de ayer me aproximé a la villa con 30 hombres para atraerlos adonde meditaba; pero los enemigos, que eran más d elos que me habían informado, salieron ne mi seguimiento en número de 600 infantes y 200 caballos, y a consecuencia mandé que la infantería se retirase al monte, y aposté la caballería en dos cumbres inmediatas. Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Acción del Cura Merino frente a Pampliega

El 10 de abril en el camino real frente á Pampliega perseguí á una escolta que conducía la correspondencia compuesta de mas de 1,000 hombres, llevándola hasta Villodrigo con pérdida de algunos heridos y unos 20 muertos.

Publicado en Diario de Operaciones del Cura Merino | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ataque del Cura Merino en Zamarramala

En 21 de marzo ataqué en Zamarramala á una columna que salio de Segovia por contribuciones haciéndola retirar con la perdida de unos 80 muertos.

Publicado en Diario de Operaciones del Cura Merino | Etiquetado , , | Deja un comentario